Cómo impresionar a tus clientes con tarjetas de visita originales

Tarjetas de visita originales. Has leído bien.

¿Tú también creías que las tarjetas de visita estaban obsoletas? Quizás algunas, pero no aquellas personalizadas y distintivas.

En este mundo digital en el que vivimos, es fácil pensar que las tarjetas de presentación sean cosa del pasado. ¿Entregarle a alguien tus datos en papel? Suena prehistórico.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad.

Las tarjetas de visita siguen tan vigentes como hace cincuenta años, o más.

¿Por qué?

Pues porque el diseño de tarjetas de visita personalizadas ha pasado a ser una forma muy sencilla y efectiva de crear y transmitir imagen de marca.

Saber cómo hacer tarjetas de visita que llamen la atención es una poderosa herramienta de marketing.

De hecho, unas tarjetas de visita originales crean un vínculo con el cliente. Pasa lo mismo que con los vinilos: el objeto físico cobra valor por la devaluación de su contenido.

Opciones para el diseño de tarjetas de visita

La estética lo es todo.

Si el diseño de tus tarjetas no es atractivo, lo más probable es que no logren su cometido. Nadie guarda una tarjeta de visita aburrida.

Si la tarjeta es así, ¿cómo será la empresa? Pues eso.

Para conseguir sacar el máximo partido a estas inesperadas herramientas de marketing, debes tener en cuenta esto a la hora de crear tus tarjetas de visita, y buscar una manera de llamar la atención del cliente.

¿Cómo lo vas a hacer?

A continuación, te damos algunas ideas para crear tarjetas de visita originales:

Bordes redondeados.

Las forma rectangular de las tarjetas de visita funciona, por algo se sigue utilizando.

Sin embargo, si buscamos diferenciarnos, tal vez no sean la mejor opción.

¿Por qué no probar algo nuevo sin renunciar a la forma inconfundible de cualquier tarjeta? Es tan sencillo como deshacerse de las esquinas.

Redondea los ángulos rectos para tener unas tarjetas de visita originales a la vez que clásicas.

tarjetas de visita personalizadas
Cuadradas.

Si estás harto de los formatos típicos, tal vez prefieras cortar por lo sano y probar algo totalmente diferente.

¿Qué te parecería tener unas tarjetas de presentación cuadradas?

Este formato es mucho menos usual, pero no deja de ser cómodo para portarlas en la cartera.

Además, ofrece muchas posibilidades creativas a la hora de diseñar tus tarjetas de visita.

 
tarjetas de visita cuadradas
Achatadas.

Otra forma sencilla de hacer algo diferente sin pasarse de original.

Alargando tus tarjetas de visita a lo ancho y reduciendo su altura, conseguirás un efecto muy interesante sin abandonar el formato rectangular clásico.

Esta forma presenta un riesgo: al ser más larga, puede no caber en la cartera. Nada grave. Siempre puedes hacerla con el ancho normal.

tarjetas de visita personalizadas
Suaves al tacto.

Para los que no quieren abandonar el clásico rectángulo, hay otras formas de crear tarjetas de visita originales.

Puedes probar a llamar la atención de tus clientes mediante el tacto.

A todo el mundo le gustan las cosas suaves porque nos hacen sentir bien. ¿Por qué no proporcionarle ese placer al cliente a través de tus tarjetas? Unas tarjetas de visita con estucado mate o aterciopeladas son agradables al tacto.

Seguro que el cliente hasta te coge cariño.

Rugosas.

Otra opción para aprovechar el tacto es la rugosidad.

Un material acartonado puede ser una gran idea para producir tarjetas de visita originales y que llamen la atención de tus clientes. Y para que no dejen de frotar sus uñas contra ellas.

Con papel kraft.

Ya que estás utilizando papel, seguro que muchos clientes agradecen que tus tarjetas sean recicladas o ecológicas.

Un acabado kraft te otorga un diseño bonito para tus tarjetas de visita a la vez que da una buena impresión respecto a tu compromiso medioambiental.

Esto son solo algunas opciones. Los límites los ponen tu creatividad y tu miedo a arriesgar.

Medidas de una tarjeta de visita

Ya hemos comentado que lo más habitual es la forma rectangular.

Sin embargo, el tamaño de la tarjeta de visita puede variar de unos países a otros. Aunque el patrón rectangular se repita, existen diferencias en las medidas de una tarjeta de visita.

Esto puede servirnos de guía si queremos hacer algo diferente. Utilizando tamaños menos habituales también podemos crear tarjetas de visita muy originales.

Aquí te dejamo una guía de las distintas medidas de tarjeta de visita que se utilizan en el mundo. La decisión es tuya.

Europa

Las tarjetas que todos conocemos y que se han usado siempre en Europa miden 85x55mm.

Estados Unidos y Canadá

 En Norteamérica, las tarjetas de visita son más anchas, pero algo menos altas. Los americanos y canadienses utilizan tarjetas de 3,5×2 pulgadas, que vendrían a ser 89x50mm.

Latinoamérica

En Latinoamérica siguen el ejemplo americano, aunque redondean al alza. En su caso, las tarjetas más comunes miden 90x50mm.

Asia

Los asiáticos usan tarjetas igual de anchas que las de Latinoamérica, pero más cercanas a las europeas en cuanto a altura. Sus medidas típicas son 90x54mm.

Sin embargo, como hemos dicho antes: siempre puedes arriesgar para intentar crear tarjetas de visita originales que rompan con los cánones y llamen la atención.

¿Quieres tarjetas de visita personalizadas para tu negocio?

 

Seguro que después de leer este artículo te has decidido a crear tus propias tarjetas de visita. Es una gran idea. Todo material gráfico es bueno para tu empresa.

Pero, ¿sabes ya cómo vas a hacerlas?

Si quieres ayuda con el diseño y/o la impresión, ven a Satinta y te ayudaremos a crear unas tarjetas de visita originales que te ayuden a conseguir más clientes.

¡Pregúntanos sin compromiso!

color
print